Las bicicletas de montaña, igualmente llamadas mountain bikes, destacan por tratarse de las bicicletas todoterreno básicas y perfectas a la hora de realizar viajes de turismo aventura.

Y es que debido a la fortaleza con la que cuenta su cuadro, al igual que a la resistencia que tienen sus anchas ruedas e incluso a la modernidad que caracteriza a sus sistemas tanto de cambio como de suspensión; estas bicicletas ofrecen la oportunidad de llegar a diversos lugares que en el pasado se consideraban como inaccesibles.

En cualquier caso, a continuación vamos a estar hablando no solo acerca de las características y el equipamiento de las mountain bikes, sino también sobre sus tipos, mantenimiento e incluso sobre las marcas destacadas.

¿Cuáles son los tipos de BTM que existen?

Actualmente se pueden encontrar diversos tipos de mountain bikes, los cuales se pueden clasificar de la siguiente manera:

Bicicletas de Montaña de competición

Enduro: Destacan por tener un elevado nivel de resistencia y ser perfectas para recorridos largos; poseen suspensión delantera y también trasera.

Cross Country o Rally (XC): Por lo general, tienen una reducida suspensión delantera, son usadas en circuitos de nivel técnico medio con unos 10km y/o en carreras que duren entre 1-2 horas.

Bicicleta Montaña Cross Country

Maratón – All Mountain: Son bicicletas de montaña destinadas a carreras que poseen una dificultad de nivel técnico medio, formadas por más de 60 km.

Descenso (Downhill): Destinadas a bajadas rápidas con una complejidad de nivel técnico máximo, con acrobacias y saltos; por lo que suelen ser bastante ligeras y disponer de suspensión tanto delantera como trasera.

Freeride: Consisten en modelos incluso más ligeros que los señalados previamente, disponen de doble suspensión, y son perfectas para pronunciados y largos descensos.

Dual/Street/Dirt: Se caracterizan por ser bicicletas de montaña livianas y perfectamente armadas; cabe señalar que las Dual poseen frenos hidráulicos, mientras que las Street disponen de frenos mecánicos.

Asimismo, hay que señalar que las Dual son modelos todoterreno y las Street son urbanas; mientras que las Dirt resultan ideales para saltos.

Ciclocross: Resultan apropiadas no solo para la grava, sino también para la tierra e incluso la hierba. Cabe decir que suelen ser igualmente consideradas como bicicletas de carretera.

Trial: Destacan por tener un manillar más elevado y frenos potentes.

Bicicletas de MTB de acuerdo a su estructura

Según la estructura con la que cuente la mountain bike, es posible distinguir los siguientes modelos de bicicletas:

Convencional: Cuenta con un cuadro clásico, libre de modificaciones.

Plegable: Posee un cuadro plegable; están destinadas a recorridos cortos, siendo bastante comunes como medio de transporte urbano.

Eléctricas: Ideales para desplazarse alrededor de la ciudad; poseen un motor diseñado para aliviar el pedaleo, aunque no lo reemplazan.

Ciertos modelos poseen una batería extraíble y recargable, mientras que otros funcionan igual que los vehículos híbridos, lo que significa que se recargan a través de su propio accionar.

Bicicletas MTB de acuerdo a su suspensión

De acuerdo al tipo de suspensión con el que cuenten las bicicletas de montaña, es posible distinguir las siguientes clasificaciones:

Sin suspensión: Con horquilla simple.

Rígida: Con horquilla de suspensión delantera.

Doble: Con horquilla de suspensión delantera, al igual que con sistema de amortiguación trasero.

¿De qué forma escoger la mountain bike más apropiada?

Como señalamos previamente, hay numerosos tipos de MTB, los cuales poseen características determinadas, por eso, a continuación señalamos unos tips para poder elegir la bicicleta de montaña más acertada para cada usuario:

Presupuesto

Al adquirir una bicicleta de montaña, es esencial definir antes el presupuesto y establecer un límite. Después, conviene hacer una investigación inicial online a fin de filtrar aquellos resultados que sean inalcanzables, y ya después se puede realizar un listado de posibles alternativas.

Estilo y marca

Las MTB tienen que ajustarse a nuestro estilo; lo que significa, al disfrutar de desplazarnos a campo traviesa, por carreteras, alrededor de senderos de montaña, en la ciudad, subir/descender pendientes, hacer acrobacias, etc.

Con relación a la marca, hay que fijarse tanto en el montaje como en la calidad de sus componentes, y no tanto en la popularidad de la marca.

Peso y talla

Consisten en aspectos de gran importancia, que en ocasiones ameritan hacer el aspecto estético a un lado; cabe mencionar, además, que para los principiantes lo mejor es apostar por modelos más pesados que los que escogerían los profesionales.

En el caso de la talla, tendrá que ser siempre la apropiada para la anatomía de cada usuario, incluso a riesgo de lesionarse.

Hay que señalar que hay tablas de tallas bastante útiles que ofrecen la posibilidad de calcular la medida ideal para cada BTM.

Frenos

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las BTM suelen tener frenos de disco, aunque hay ciertos modelos que poseen frenos de llanta o del tipo V-Brakes.

Ruedas, neumáticos y llantas

Las ruedas pueden variar en tamaño, pero normalmente existe una medida generalizada de 26 pulgadas.

En el caso de las llantas, los diseños comunes suponen menos inconvenientes al momento de reemplazarlas. Asimismo, conviene escoger neumáticos poco gruesos, especialmente al ser principiante.

Velocidad y cambios

Las mountain bike poseen juegos de cambio que suelen variar entre 18-24 velocidades; pero para quienes no son profesionales, lo recomendable son los de 18-21 velocidades.

MTB o eMTB

Esta decisión se presenta al tener experiencia en MTB, aunque también al tener curiosidad, ya que actualmente son muy populares tanto para excursiones como para el uso cotidiano en la ciudad.

Servicio y garantía

Hay que prestar atención a las implicaciones señaladas en el contrato de garantía y también a las condiciones establecidas en el servicio posventa. También conviene consultar al vendedor sobre dónde y cuándo realizarle chequeos a las MTB, e incluso preguntar los posibles descuentos y/o promociones.

Accesorios y equipamiento tanto para ciclistas como para sus bicicletas

Cualquier persona que disfrute de las mountain bike tiene que asegurarse de circular llevando el equipamiento apropiado, en este sentido, el utilizar el casco reglamentario se trata de una condición sin discusión.

Asimismo, se recomienda usar unas buenas gafas con lentes irrompibles que ofrezca protección ultravioleta, a fin de prevenir molestias a causa del choque de insectos, polvo en el camino, salpicaduras de barro, e incluso por el viento.

Igualmente, podría ser conveniente disponer de un pulsómetro que permita controlar el ritmo cardíaco y mejorar el rendimiento.

También hay que utilizar unas zapatillas livianas de la talla correcta. En el mercado existen modelos específicos para ciclistas, fabricados con materiales sintéticos por diversas marcas, disponibles con distintas clases de cierre.

La indumentaria apropiada al realizar ciclismo de montaña exige el uso de maillots, culottes, ropa térmica y chaquetas, en el caso específico de las mujeres también se incluye el uso de sujetadores y tops deportivos.

Asimismo, los guantes anatómicos destinados a ciclistas, sean largos o cortos, resultan básicos para garantizar un buen agarre del manillar y al mismo tiempo prevenir tanto rozaduras como ampollas. Destacan igualmente los protectores: petos, coderas, rodilleras y pantalones.

Dentro de la mochila, siempre será esencial incluir un kit de reparación, GPS o brújula e incluso un botiquín de primeros auxilios; al igual que algunas barras de cereal, un poco de fruta y también un botellín con agua o una bebida isotónica, la cual podría ir igualmente acoplada al cuadro.

Marcas más destacadas de mountain bike

En el mercado especializado en bicicletas de montaña, las marcas más reconocidas son las siguientes:

Felt: Con un elegante e impecable diseño, usando tecnología avanzada, sus BTM reúnen 2 grandes cualidades: gran calidad y belleza.

CUBE: Sus mountan bike poseen diseños originales y llamativos colores, destacando por ser confiables, eficientes y sencillas de personalizar.

Ghost: Esta marca alemana ofrece diversos modelos fabricados con fibra de carbono y aluminio, que se ajustan a las necesidades y exigencias de cualquier clase de usuarios.

Orbea: Es una marca española que ofrece modelos perfectos para la alta competición, gracias a su extraordinario rendimiento e inmejorable durabilidad.

Canyon: De origen alemán, ofrece BTM con una estética de lujo por reducidos precios. Únicamente se puede encontrar de forma online.

Megamo: Sus bicicletas representan una gran alternativa para quienes desean iniciarse dentro del ciclismo de montaña.

Radon: Esta marca proporciona sus modelos de forma online, y destaca por su elevado nivel de calidad y excelentes precios.

Focus: Destaca por proporcionar hasta 6 años de garantía en sus bicicletas, las cuales destacan por su elevada calidad y atractivos precios.

MMR: Marca española con BTM de colores clásicos y componentes intercambiables, ofreciendo así numerosas combinaciones.

Trek: Conocida a nivel global, esta marca dispone de un interesante catálogo, además de ofrecer servicios de personalización e incluso cuadros que poseen garantía de por vida.

Haibike: Proveniente de Alemania, es una marca que logra distinguirse especialmente por sus eBikes.

Mantenimiento para las BTM

Aunque destacan por tener una gran robustez, las mountain bike requieren de un mantenimiento regular, el cual podría ser realizado directamente por sus usuarios; dado que solo requiere unas pocas herramientas básicas y algo de práctica para poder hacerlo con facilidad.

En este sentido, tanto los cambios como la cadena son las partes de las bicicletas de montaña que requieren mantenimiento periódico.

Así y para engrasar la cadena, dentro del mercado existen productos tanto en spray como en tubo, con teflón o sin él; los que se presentan en spray resultan ser los más prácticos, pero al usarlos hay que ser cuidadosos para evitar engrasar no solo las pastillas, sino también los discos de freno. Asimismo, resulta apropiado engrasar la horquilla de suspensión, seguido de los pedales.

Es esencial limpiar los frenos de disco con especial cuidado. Para esto, hay que quitar las pastillas de freno y cerciorarse de limpiar correctamente el soporte, los muelles e incluso las propias pastillas a fin de impedir que se desgasten.

Igualmente es posible retirar los pistones y limpiarlos, aunque hay que hacerlo cuidadosamente, ya que puede ser complicado colocarlos nuevamente en su lugar y, en consecuencia, perder completamente el líquido de freno.

Dentro de los cuidados básicos generales para una BTM, destaca la limpieza del rodado usando un trapo y un poco de algún líquido específico para esto, disponible en establecimientos especializados.

En caso de utilizar agua, conviene usar una manguera que no sea a presión; además de evitar utilizar jabón, después habrá que secarlo completamente a fin de impedir el óxido y la corrosión. En este sentido, también conviene que la mountain bike sea guardada bajo techo.

Conviene revisar la BTM y cerciorarse que los tornillos y tuercas estén correctamente ajustados. En cuanto a sus neumáticos, hay que cerciorarse que estén apropiadamente inflados según el nivel de presión señalado a su costado, y en caso de ser posible, se recomienda el uso de un medidor de presión.

Finalmente, la mecánica básica o intermedia de este tipo de bicicletas exige un control mensual o exhaustivo siempre que recorra unos 800 km, y en el caso de la mecánica avanzada, el control se realizará semestralmente, o tras cada 4.000km.