Bicis Liv pedaleando por Granada

En diciembre, vi en Facebook que la marca de bicicletas Liv venían a Granada, y ¿quién mejor puede organizar este evento que el Club Ciclista En femenino Granada,? Por si no lo sabes, pero son bicicletas para mujer, y como me une una magnífica relación con el club, me puse en contacto con su presidenta, Kate, que me invitó a que acudiera. Lo que yo no sospeché es que el día de marras, mi hija salía para Amberes desde Málaga, así que hubo que madrugar de lo lindo, para bajarla desde Granada, y estar a la hora en el evento. Así que madrugué, la dejé en el aeropuerto y llegué a tiempo…

 

 

No es un evento habitual el de hoy; ¡ojalá! vinieran más marcas a promocionar sus bicis, por esta bendita y mágica Granada.

 

 

La hora de quedada: 9.15am en El Salón. Cuando llegué ya había un buen grupete de osados deportistas, porque el día no ayudó demasiado, pero fueron llegando, hasta juntarnos algo más de cuarenta bikers. [email protected] con sus preciosas monturas; unas de 26″, otras de 27,5″, o de 29″. Unas rígidas, otras dobles, de XC, All Mountain, o incluso algunas enduro, y no todas limpitas…Yo, eché mi Giant Athem de 26″ y no muy limpita por cierto…, pero es que si quieres dar pedales estos días, con estas lluvias, no es facil llevarlas lustrosas…

 

 

 

Tenía el club pedido los pertinentes permisos para el evento; no se puede ir así como así, tamaño cifra de bikers, pedaleando por el centro de la ciudad que da cobijo a la Alhambra, así que había que ir autorizados, aún así, y sabiendo que [email protected] somos formaletes, Kate, la presidenta del club, en unos discretos comentários, nos solicitó mucho civismo, a la par que nos presentó a la embajadora LivSiw Viktoria Johansen  Esta es la marca de bicicletas para mujer,  que Giant creó exclusivamente para atender al mercado femenino de bikers.

 

 

Las primeras pedaladas fueron hacia la Gran Vía, Arco de Elvira y buscamos la cuesta de la Cava, para llegar al Mirador de San Nicolas. El pelotón fue más o menos compacto, aún así, las que hoy mandan en el pelotón son Ana, Fani, Pilar, y la incombustible Laura, que se iban continuamente comunicando por walkie talkie, para controlarnos a [email protected]

 

 

El ambiente es festivo, la ruta de hoy es muy relajada, y da para ir charla que te charla con todo el mundo. La gente está muy animada, como por cierto siempre están en este club. Hoy la idea es llevar a Viky por nuestros más especiales lugares, alrededor de la ciudad, y el Albaycín lo es, entre otros…

 

 

Ya se que he subido mil veces a este mirador, y que me he hecho multitud de fotos, esta es la suerte de vivir en Granada, pero nunca una vez es igual a otra. Nunca es la misma luz, ni las nubes del fondo son las mismas, ni las compañías, ni sus sonidos se parecen, así que me quedo absorto disfrutándolo todo, viendo a la gente feliz, y disfrutando haciéndose selfies, o fotos en grupo, o simplemente mirando, como yo, o contando cosas sobre el emplazamiento, como las que nos contó nuestra querida Lucía, que siempre nos regala unas bonitas pinceladas de historia, con un verbo la mar de sencillo. Pero es que hoy tiene un decorado al fondo, la Alhambra que para sí lo quisiera la mejor de las óperas…Pero para saber lo que nos contó tendrás que venir a las rutas del Club Ciclista En Femenino Granada (en el que por cierto tambien hay muchos hombres)

 

 

Desde San Nicolás nos bajamos hasta Plaza Nueva. No fue sencillo el asunto, como te he contado, el pelotón es numeroso. Las guias nos podían haber bajado callejeando por lugares cómodos, pero estas chicas son muy juguetonas y, decidieron exigirnos un poco más. Nos fueron metiendo por preciosas y estrechitas callejuelas del Albaycin, con sus escalerillas. Era temprano, y ¿a quienes te encuentras por estas calles, temprano, y con este desapacible tiempo? pues a los japoneses, a los que hubo que sortear tambien jajajaja.

 

 

El asunto supuso un reto. No bajarse de la burricleta, mientras pedaleaba bajando las escaleras, si no estas [email protected], tiene su aquel… A demás, al estar estas mojadas, añadía dificultad a la operación, a la par que valor, pero el que quiso y se animó, lo hizo, y el que no, pues no, y por fortuna no hubo ningún sustillo que narrar. Algunas de las bikers pudieron probar a bajar las escalerillas, con la bici que Viky trajo, y disfrutaron de lo que es una Liv, diseñada para la mujer exclusivamente.

Al llegar a Plaza Nueva, nos volvemos a poner a subir. Esta vez hacia los jardines de la Alhambra. Según vas viendo la subida, vas apresurándote en subir piñones, hasta que se acaba la piñonera, jajaja. Es una subida entretenida la de la Cuesta de Gomerez, por el comercio que hay a ambos lados, pero durilla, así que el pelotón se estira.

 

 

 

 

Nos paramos frente al Palacio de Carlos V, donde Lucía nos volvería a regalar otro poquito de historia, y tras unas fotillos de grupo, volvimos a montarnos en nuestras monturas y buscar La Silla del Moro, que la dejaríamos a la izquierda.

Desde la Silla del Moro se disfrutan otras vistas maravillosas de la Alhambra, El Generalife con Granada a sus pies y el Albaycín y Sacromonte junto a ella, pero las disfrutamos sin bajarte de la bici, las dejamos a nuestra izquierda y seguimos pedaleando p´riba, hasta una verja. En este punto ayudamos a superar un obstáculo a algunas bikers, y una de ellas me cuenta, mientras subíamos, que lleva muy poco tiempo dando pedales, y que en ese lugar, un día se fue al suelo intentándolo superar. Yo le digo que el miedo es libre, y que se mete en cualquier cabecita, y que con paciencia y pizquitas de valor lo vamos sacando…

 

 

Hoy llevo conmigo a mis amigos Alejandro ( de Sulayr)  al que hoy iba a acompañar su mujer, Elvira, pero no ha podido ser, y Dani, un profesional de la bicicleta, al que le gusta hacer un poco de todo,  como a mi, y hoy se ha echado su XC para acompañarnos.

La subida que estamos haciendo ahora, hasta el llano, es llevadera y por asfalto, hasta que Ana nos desvía a un animadete caminillo para MTB, por el que terminamos de hacer la ascensión.

Llegando al Llano nos encontraríamos con António, otro biker con el que a veces salimos a hacer el cabra, y viene de Alicante…

Al coronar, aprovechamos para comer algo y desde ahí nos fuimos en busca del Cerro del Sol. Ahí se disfrutan de unas buenas vistas de Sierra Nevada, aunque el día no lo permita, y de sus alrededores. Aprovecho para sacar pecho, de lo que Granada puede ofrecerle a quien quiera pedalear por ella, con nuestra ilustre invitada del día, Viky.

 

Ella vive en Marbella, y tanto allí como en Málaga, me consta que hay magníficas rutas de MTB, para todas sus modalidades, y por cierto con menos restricciones que aquí para disfrutarlas, pero creo que le está gustando mucho lo que hemos hecho hasta ahora. Para mí que pronto la tendremos por aquí pidiéndonos rutas…

 

 

 

La bajada desde el Llano hacia Jesus del Valle es por pista. [email protected] bikers deciden no hacer el último tramo, y vuelven a la ciudad por otro lado, por Cenes. Los que nos quedamos y la bajamos, hubimos de hacerla con tiento, ya que está muy rota y hay unas roderas importantes. Nos ponemos en fila india para bajarla.

 

 

Al llegar a el cortijo, subimos un repechito durete y vamos en busca del camino periurbano, por entre los olivares. Está bastante embarradete el terreno al estar en zona norte, es peligrosillo por momentos, pero llevo delante a [email protected] juguetones bikers, que no dejan charco sin pisar, ni monticulillo que saltar, así que nos divertimos mucho en esta umbría parte del recorrido.

Aparecieron, al final de este sendero, otros amigos endureros con los que a veces he pedaleado. Isra, con el que hice el viernes pasado el DH de la sierra de Lujar y  Juan (Zorro) un loco apasionado y conocedor del Llano, con los que charlamos un ratito, mientras nos reagrupamos.

 

 

Entramos en El Sacromonte, por su lado menos conocido. Precioso barrio donde los haya, y subimos a la Abadía. La subidita se las trae!!! hay que meter tooooodo el hierro del mundo; menos mal que es cortita…El grupete que quedamos, nos hicimos una bonita foto (la de arriba) y bajamos en busca de la zona de Cuevas, y el Albaycín. Buscamos San Juan de los Reyes, y la recorrimos ante la atenta mirada de los turistas, que nos aplaudían, como si de un pelotón de carreras se tratase, y claro, te vienes arriba jajajaja. ¡Si es que tenemos muchas ganas de cachondeo! solo hay que darles un motivo, o como decimos por aquí “no me toques las palmas que me arranco” jajajaja.

Desde Plaza Nueva bajamos por Reyes Católicos, Puerta Real, Carrera de la Virgen y El Salón, donde nos esperaba un avituallamiento y regalitos, por gentileza de la marca de bicicletas para mujeres, Liv. Allí nos reunimos con el resto del grupo, el que no bajó hacia Jesús del Valle. Nos estaban esperando, además de con alguna cercecilla ya en el cuerpo, con un anisiko (que calentó nuestros húmedos huesos) para terminar la fiesta.

 

 

Bueno [email protected] lo he pasado genial, como siempre que salgo con esta gente del Club Ciclista En Femenino Granada, y como comentaba con una de ellas, aunque he hecho este recorrido muchas veces, nunca es igual, ni por cómo estás tu, ni la meteorología, ni el terreno, ni por supuesto la compañía, que es espléndida, porque yo solo salgo con gente estupenda jajajaja.

 

Espero que hayas disfrutado leyendo mi crónica, yo he disfrutado haciéndola para tí, y reviviendo el día contigo.

El finde que viene…ni idea!!! ya te contaré, si tu quieres claro.

Recuerda que si te apetece recibir mis crónicas, solo tienes que subscribirte, y es GRATISSSSS!!!

4 comentarios en “Bicis Liv pedaleando por Granada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *