DH por la Costa Tropical: Sierra de Lujar

 

 

 

No puedo decir que las navidades hayan sido muy prolijas en esto de dar pedales. Muy al contrario de lo que tienes pensado para un periodo estival, pero las cosas vienen como vienen y he tenido bastante lío; peeeeero en uno de los chats del wsp en los que estoy, veo que se están proponiendo travesuras para el 5E, y por cosas del destino se me abre la posibilidad de apuntarme, y me apunto a dar pedales por la Costa Tropical: circuito DH en la Sierra de Lujar…KASHINÁ CHAVALOTE!!!

 

 

Sobre las ocho de la mañana fuimos apareciendo por el “meeting point”, y repartiéndonos en los coches y furgonetas que había. En total fuimos 11 bikers: Sara, Sofía, Malu, Ivan, Marce, Jose, Dongo, Isra, Dani, Pepe y yo (Algecireño) a última hora se descolgó Carri, uno de los colegas de Israel y Dongo, y estos le mandaron un “cariñoso” audio por wsp. En fin, cosas que pasan. Le tiramos para la Costa Tropical,  y en un ratito ya estábamos listos para la faena. Antes desayunamos. Yo aproveche para meterme un concentrado cortaito, que seguro ayudara a empezar la jornada, mientras Sara se tomaba un con leche, y Marce se hinkaba un desayuno en condiciones, y con tos sus avios.

 

 

Los comienzos en la mayoría de las rutas en Granada son siempre iguales, mucha y dura subida, pero si beteteas en la Costa Tropical la cosa se pone chunga.

 

Comenzamos a pedalear por la Costa Tropical

 

El lugar de salida es La Garnatilla; pequeño y bonito pueblo de la Costa Tropical, tan bien pintadito de blanco que parece que fuera de mi tierra, Cadiz, de la ruta de los pueblos blancos. Algunos vecinos están ya levantados, e intercambiamos saludos,pero pocos…

Tenemos que subir desde La Garnatilla hasta donde están los molinos de viento:muuuuulejos y muyyyyyy alto (10km) aunque es todo por pista, y eso se agradece. Yo me ubico con Sara, Dani e Ivan, que estrena una preciosa Commencal, con tremendo muelle en la suspensión. Mientras subimos nos va contando del porqué de su nueva cleta, sus características. Dani tambien va con una sonrisa de oreja a oreja, estrena horquilla, y ambos coinciden en las bondades de las Fox. Con la charleta, conseguimos llevar un ritmillo bastante aceptable para mi, que como te he dicho al princípio, no he pedaleado estas navidades. A la que no se la oye es a Sara, pero estar, está. Por delante van Jose, Isra, Dongo y Pepe. Marce va con Sofía y Malu cerrando el grupo.

 

 

Como a mitad de esta primera ascensión hacemos una paradita, justo donde esta el saltakodelamuerteketekagasporlapatabajo. Desde aquí se disfrutan unas increíbles vistas ¿cómo será saltarlo y disfrutar de ellas? En otra vida quizas lo averigue jajajaja.

 

 

 

Al poco de reagruparnos le volvemos a tirar a la subida. Yo al ritmo que vamos me voy encontrando bien, además, y como le conté a Sara mientras subíamos, soy más diesel que otra cosa, y además queda subidilla todavía. La ruta me recuerda a la que hacemos a la Ermita Vieja, aunque esta no tiene los descansillos de la otra, pero el terreno y entorno es muy similar; buen suelo si llueve (que aquí no ha llovido hace tiempo) mucho pino medio y arbustos.

Como estamos en la Costa Tropical, podrías pensar que hace calor, pero no, al menos a estas horas no. Yo voy con manga larga y a pesar de ir subiendo, no me sobra nada. El resto, tambien ha optado por esta opción, menos el bueno de Marce y Malu, que son más acaloraos que el resto, y en mitad de la subida se han plantado su manga corta (los de Bilbao es que nacen donde quieren…)

Y por fin llegamos arriba, o al menos eso creía yo…

 

Pero no, no habíamos coronado, había que ir aún más arriba. La foto de arriba habla por sí sola jajaja.

¿Donde están los molinos de viento?

 

 

Como te comente, iba bien, pero lo que viene ahora (tambien por pista) es algo más duro que lo hecho, y empiezo a notar mi poca actividad ciclística…Y además, parece que solo me pasa a mi!!! porque la peña va estupenda p´riba. Ivan y Sara me soltaron, Juan, Jose e Isra ni te cuento, Pepe que se había retrasado en empezar a subir, me levanta las pegatinas al pasar junto a mi, en fin un desastre jajaja, menos mal que Dani me acompaño en mi calvario, porque me costó llegar, pero llegué; y tras de mi Sofia, Marce y Malu. Paramos un poquito, y a [email protected] nos vino bien, e incluso dio para meterle gasolina al cuerpo, hasta que el “Master Ruter” Isra, nos achuchó para que arrancáramos: “vamos yaaaaa xd!!!!” nos decía jajajaja. Desde aquí, doscientos  metros más de subida, llegamos a los dichosos molinos de viento, y comenzaríamos la bajada. Pero antes de bajar nos vestiremos de “romano”

 

Primera bajada hasta Lujar

 

Una vez estas en los molinos de viento, se ve abajo, a lo lejos, Lujar, otro precioso y blanquito pueblo de la Costa Tropical Granadina.

El sendero es estrechito ito ito, inclinado y juguetea por la ladera. Si te alcanza la vista, puedes verlo enterito desde arriba. Esta Sierra de Lujar, por la ladera que estamos haciendo ahora, se quemó hace un tiempo, y aunque el paisaje de arboles quemados tiene su punto estético, es un poco desolador, mejor verlo frondoso ¿verdad?

El comienzo me gusta. Nada más empezar a bajar te encuentras un interesante roqueo y tranquitos de roca. Esta está bien sujeta al suelo, así que es cuestión de que vayas buscando la mejor trazada, y como la vas viendo de lejos, pues puedes ir decidiendo con tranquilidad tu trazada. Más adelante el sendero tiene piedra suelta, y desestabiliza bastante, y ahí hay que andar más fino; otro poquito de roqueo y paramos para reagruparnos. De pronto, Ivan nota su rueda trasera muy floja, floja de mássss. Le mete aire pero no sella, así que ha de meterle una cámara. Dani se queda a echarle una mano con la reparación, mientras el resto seguimos bajando por este eléctrico sendero, que tiene un montón de sorpresitas, y todas ciclables, pero hay que echarle un poquito de insensatez, jajajaja pero solo un poquito, verdad chicas!!

 

 

A mitad de la bajada paramos para reagruparnos, y esperar a que llegaran los “averiados”, pero estos no llegaban, así que Pepe decidió ir a buscarles. Este chavalote es como un ascensor, sube y baja, sube y baja, y no se cansa nuuuuunca. No le arriendo las ganancias a su madre, seguro que de chiquito la agotaba jajajaja. En fin, para cuando Pepe estaba llegando, habían terminado de arreglar la avería, y se les veía bajar. Mientras estos bajaban, Sara, Malu, Sofía y Marcelo decidieron ir adelantando camino, y arrancaron con la segunda parte de este sendero, y una vez llegaron Pepe, Ivan y Dani, bajamos el resto.

La segunda parte de este juguetón sendero es más exigente. Sigue siendo de bajada, pero más suave, puedes pedalear si quieres. Se mezclan terrenos rocosos con arenosos, y hay palmitos acotando el caminillo, que provocaron la caída de uno de los biker que me acompañan, y que no fue más por llevar un casco integral. El final es de un divertido y coquetón roqueo, con preciosa calzada romana incluida, que desembocaría en una zona complicadísima, con mucha y grandes piedras sueltas, que por pocas no da con Jose (que lo llevo delante) en el suelo. Este tuvo que sacar lo mejor de sí, para librarse de lo que podía haber sido una dolorosa caída, ya que en esta bajada hay que llevar buen ritmo para hacerla. Conseguimos terminarla sobre las cletas, y llegar a la carretera, donde volvimos a descansar un poco, y porqué no, relajar brazos, cuello y ajustarnos los empastes jajajajaja, porque vaya tela de roqueo; una delicia para nuestras horquillas y suspensiones, y donde más disfruto yo.

 

 

La subida de ahora, para buscar la segunda bajada, “El Conjuro” es por carretera, y a mi me sentó de maravilla, conseguí relajar musculatura mientras charlaba con Isra, que me estuvo contando cosillas de lo que vamos a hacer ahora, y de cómo se lo curro haciendo (diseño y ejecución) el DH de La Zubia, junto a otros desinteresados bikers, porque lo que vamos a hacer ahora o lo que se ha hecho en La Zubia y tantos otros lugares, es gracias a la generosidad de aficionados al MTB, en cualquiera de sus modalidades más arriesgadas (DH y Enduro). No hace mucho estuvimos con Pepe haciendo un sendero por los alrededores de Granada, y en La Zubia otros colegas mios Edu, Gilo y Dani han hecho otro, pero este con trancos, Drops y doble.

Te sigo contando, de la ruta de hoy por estos lares de la Costa Tropical.

Otro ratito fui hablando con Sara, una biker a la que le encanta dar pedales por cualquier terreno, ya sea por campo o haciendo cicloturismo. Me estuvo contando los planes para su próxima expedición, en vacaciones, allá por el noroeste de Europa. Aún no tiene decidido exactamente por donde. En estas que veo al bueno de Marcelo, al mas puro estilo “Contador” que cambia de ritmo y deja el grupete. No se si alcanzaría al hiperactivo del grupo: Pepe, o a Dongo, o a Jose ,que van destacados, como toda la mañana jajajaja.

Cuando coronamos, Isra empezó a no encontrarse demasiado bien, aunque ya cuando íbamos charlando p´riba, me decía que estaba sintiéndose regular, pero aguantó la subida como un campeón. El resto, mientras nos poníamos las protecciones, comimos y bebimos algo. Lo que viene ahora es el circuito DH, pokabromachavalote!!!

No se si a ti te pasa, pero a mi, cuando voy a meterme en terrenos complicados, me pongo como una moto, y si no lo he hecho nunca ni te cuento…el corazón se me sale por la boca.

Segunda bajada: El Conjuro

 

El circuito es muy divertido y zigzagguea por entre pinos. El desnivel va de menos a más. Tiene un salto complicadete, un Drop chungo y otro salto imposible…Mientras vas de un sítio a otro, te vas encontrando con un montón de chucherias: curvitas cerradas, peraltitos, saltitos juguetones, trankitos, trancos y trankakos, y no te faltaran las clásicas escaleritas.

La mayoría de los peraltes están bien, y hay una enoooooorme rodera que te cubre enterito, y yo soy tocho ehhh. La única pega que tiene el circuito es que el sendero esta bastante mal mantenido, y hoy está muy muy seco, entonces vas casi permanente por una rodera, y si hacer un circuito DH ya de por sí es complicado, en estas condiciones todo se complica…pero como esto es lo que nos gusta hacer, pues a por ello!!!

 

 

Nos ponemos en marcha, y cada uno se va colocando donde cree que debe de ir, bueno a mi, por alguna razón que desconozco, Ivan, Dani, Marcelo o Pepe me ponen tras los pro (Isra, Dongo y Jose) y a duras penas los voy siguiendo, a distancia jajajaja, porque van muy rápidos. Isra y Dongo lo conocen pero Jose no. La primera parte no es muy inclinada y zigzaguea mucho entre los pinos, con algunos trankitos chulos, hasta que llegamos a un salto al que le tiran Isra y Jose. Al pasarlo, viene una de esas chucherías en forma de saltito tras bajada y subida ( en forma de V) que disfruto mucho porque me sale un vuelo largo. Ahí paramos a vernos todos hacerlo, y el Isra se lució con una espectacular cruzada.

Ahora la cosa se complica bastante, al inclinarse más el terreno. Viene la super rodera de la que antes te hablé, y que te cubre entero: tiene varias curvas, así que si quieres, puedes subirte por sus paredes, es enorme. Enseguida, saliendo de ella, vienen unos trankitos y trankos metidos en cerradas curvitas que pasamos bien, aunque no sin dificultad. Marcelo comenta que el culo lo lleva pegado a la rueda trasera jajajaja. Las sensaciones van por las nubes, no sales de una movida y entras en otra.

No me he dado cuenta de que llevo la suspensión completamente abierta (en estos circuitos siempre la llevo en medio) y terminando unos escalones seriotes, pierdo el control y salgo volando, kagonlaleshe!!! Menos mal que voy vestido de romano, y mi nueva mochila es con protección de espalda, y no me pasa nada grave, excepto las muñecas, como siempre que vuelo jajaja. Marce ve en primera persona mi despegue, y algo se le descompone el cuerpo, pero lo tranquilizo, me levanto bien, y seguimos. Con nosotros viene Pepe, y después Sara, Malu y Sofia. Justo estamos al final de esta bajada “El Conjuro”

 

 

Tercera bajada: Treck Wild Racing

 

 

Pasamos por el megaimposiblesalto que veis en la foto de arriba, bajamos hasta otro saltito, y a la izquierda nos metemos en una vereilla chula que nos llevara  a la segunda parte de este tremendo circuito, a la “Treck Wild Racing”.

Es la más complicada y técnica de las tres que hoy haremos. Empieza con un escondido y chulo roqueo, que te pilla de sorpresa, y al que tienes que meterle sí o sí jajaja.  Después, tenemos una pequeña confusión a la hora de decidir por donde seguir bajando, que solucionamos en un par de minutos. El Isra dice que por ahí, y tokiski le tira: tremenda bajada por estrecha rodera, y todo muy inclinado. Detrás llevo a Ivan, al que creo que retraso algo… Tengo que dejar que terminen de hacerlo Jose, Isra y Dongo porque no veo el sitio por donde meter la rueda con tanto polvo, y así varias bajadas por roderas hasta que llegamos a otro roqueo, que para hacerlo tienes que conocerlo, y el Isra lo hace, le tira muy fino. Después, un tremendo Drop de casi dos metros, al que vuelven a tirarle Isra y Jose (tremendo lo de este chico) Les ves hacerlo y parece hasta facil kopónnnn jajajaja.

Ya estamos terminando la bajada, pero antes habrán otros complicados escalones seguidos de un peralte, en el que torpeo un poco al no llevar demasiada fuerza en las manos, la caída me ha dejado las muñecas tocadillas. Ahí ya conectamos con la pista que hicimos de subida por la mañanita, y bajamos a La Garnatilla, donde tenemos los coches.

 

 

Ahí nos organizamos para volver a Granada unos, y otros se quedaron disfrutando de las bondades gastronómicas de la Costa Tropical…Me cuentan que todo lo comido (hidratos y proteinas) y bebido (zumos de cebada, etc.) fue muy moderado y equilibrado. Ya sabéis ese tema de la ventana metabólica, para recuperar el cuerpo…No hay documento gráfico que lo confirme…

 

 

Tambien me cuentan que nuestro “Master Ruter” acabo de ponerse malo en la terracita de marras. Cuídate campeón!!!

Bueno [email protected] esta fue mi loca jornada del cinco de enero, con mis [email protected] [email protected] Así se preparó, así transcurrió, y así te lo he contado, como lo he vivido.

Mención especial a Isra por la magnífica ruta que nos ha preparado, a Pepe por organizarlo todo, y a las chicas que nos acompañaron: Sara, Malu y Sofía. Estos no son los terrenos por los que habitualmente van, y se han defendido con bravura, pero es que estas chicas del Club Ciclista en Femenino Granada son así de chulas…

 

 

 

 

 

 

Hoy sábado, en mi casa, al día siguiente a la ruta, y mientras estoy escribiéndote mi crónica, ha caído un buen nevazo en mi ciudad, Granada.

 

No es habitual que esto ocurra, en los tiempos que corren. De echo, hacía bastante tiempo que no ocurría, así que ahí va, para ti, para que la disfrutes, esta preciosa foto desde el balcón de mi casa, del edificio más emblemático de la ciudad, de Andalucía, de España y caaaaashi del mundo: La Alhambra!!! y nevada!!  Kashiná chulo!!!

 

Hasta la próxima [email protected]!!! Que será un evento que Giant organiza en Granada, alrededor de su marca de bicis para mujer: LIV

Ya te contaré…

Subscribete para recibirla en tu correo, es GRATIS!!!

 

 

12 comentarios en “DH por la Costa Tropical: Sierra de Lujar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *